¿Cómo limpiar a tu caballo?

Cuidados del caballo Visitas: 2822

Necesitas varios cepillos, peine, esponja, limpiacascos y limpiasudor

Los caballos son seres vivos que, al igual que los humanos, necesitan de una higiene casi diaria. Es una tarea que quizá al principio puede resultar costosa, pero que debemos realizar si realmente amamos a nuestra mascota. Los beneficios de asear a un caballo no son solo de higiene. Si lo adecentamos de manera habitual, conseguiremos que el animal se familiarice con nosotros, coja confianza, nos respete y confíe en nosotros. Si sigues estas pautas, aprenderás cómo limpiar a tu caballo.

Necesitarás tres tipos de cepillos: la almohaza, la bruza y el cepillo de raíces. El primero sirve para eliminar la suciedad solo en las partes carnosas del caballo. Por su parte, la bruza se utiliza con el fin de quitar el sudor, la grasa, la caspa y la suciedad en general. No solamente del pelo, sino también de la piel, las crines y la cola. Para eliminar residuos más difíciles de combatir, como el barro seco y el estiércol, necesitas un cepillo de raíces, cuyas cerdas son más largas, gruesas y duras.

“Con su aseo, el equino cogerá confianza y aprenderá a respetarnos”

Con un peine podrás desenredar la crin que más se encrespa. Las zonas más delicadas se adecentan con una esponja húmeda, que posibilita limpiar los ojos del caballo, su ano y genitales.

Las patas del animal también son importantes. Gracias al limpiacascos podrás retirar el estiércol, el barro, el serrín o las piedras que se hayan podido incrustar en los cascos del caballo. Para los excesos de líquidos grasos en la piel (sudor o lluvia) se recomienda el uso de un limpiasudor, que actúa a modo de parabrisas.

Una vez que dispones de los elementos, comienza la fase de limpieza. En un lavado a fondo, lo primero que debes hacer es quitar los restos de barro y sudor con el cepillo más resistente, el cepillo de raíces. Luego, hay que sacarle el polvo, el pelo que se le ha caído al caballo y la caspa con la rasqueta y la bruza. Pasamos ahora a desenredar la cola con el peine especial. Mejor si antes la hemos humedecido con jabón.

Después, llega el turno de las partes más delicadas de su cabeza. Los orificios nasales y la boca se limpian con una esponja húmeda. Para el ano y los genitales habrá que usar otra distinta. Con el limpiasudor secamos al caballo. Aunque en las patas resulta recomendable utilizar una toalla.

Suscríbete a la newsletter

“Lavar a un caballo le activa la digestión y aumenta su apetito”

No debes olvidar asear las extremidades de tu caballo, una parte fundamental de su cuerpo. Un baño de agua servirá para refrescarle. También para relajarle si masajeamos sus patas al mismo tiempo. Esta acción estimulará mucho la circulación de su sangre y tonificará muchos de sus músculos.

Los cambios de temperatura inciden en la limpieza del caballo. Si hace frío, sobre todo en invierno, es aconsejable utilizar toallas calientes. De esta forma podremos evitar que el animal coja un resfriado. Para esta técnica emplearemos un cubo de agua muy caliente con un poco de champú específico para caballos. La toalla húmeda a una alta temperatura permite ablandar la suciedad que el equino lleve incrustada en su piel. También es posible usar la toalla para dejar limpio el pelo del animal. Aunque en periodos de mucho frío es mejor espaciar los lavados. Si está muy sucio podemos limpiar con agua y champú la cola y las crines, pero sin mojar al animal en su totalidad.

Mantener limpio a tu caballo es muy importante, ya que además de evitar que ciertos parásitos o insectos se alojen y permanezcan en el animal, aumenta su apetito y activa su digestión. No obstante, como todo, hay que tomar alguna que otra precaución. Si el equino está enfermo, debemos consultar con el veterinario antes de bañarle. Ahora, que ya has aprendido cómo limpiar a tu caballo, no está de más que mires también por su alimentación. En la tienda online de Portoverde podrás ver la amplia gama de sacos para comer y accesorios que tiene para cuidar de tu preciada mascota.

aprovecha nuestro descuento de bienvenida
Etiquetas:salud cuidado caballo

Comentarios

Deja tu comentario

Ir al Inicio