Consejos a la hora de comprar un buen caballo

Cuidados del caballo Visitas: 2335

Ser propietario de un animal comporta cierta responsabilidad de grado. Conlleva al dueño una serie de obligaciones para su cuidado diario: en cuanto a alimentación, higiene, salud... Además de que debe realizar una inversión importante y disponer de tiempo para ocuparse plenamente de él. Y si se trata de un caballo, el esfuerzo es casi mayor, pues se trata de un animal que por sus características, necesita de una mayor atención y mimo.

Antes de lanzarse a la compra de un equino, el propietario debe asegurarse de que ha encontrado uno que se ajusta a su personalidad y la de otros posibles jinetes que tengan que montarlo. Hay que saber qué nivel tiene, su raza, el sexo, la edad y, sobre todo, el uso que se le va a hacer. Partiendo de estas premisas, Portoverde, la red de tu caballo, te ofrece una serie de pautas para que no te den gato por liebre:

Consejos sobre cómo comprar un caballo

- Empápate bien y estudia sobre el manejo de caballos. Debes informarte acerca de la salud básica del equino y primeros auxilios en caso de necesidad. Puedes ir a la biblioteca para leer sobre el mundo del caballo o bien ofrecerte para trabajar como voluntario en un establo durante algunas semanas. Aprenderás el oficio y conocerás más la personalidad del equino.

- Haz saber a los demás que estás interesado en adquirir un caballo. Sobre todo a aquellos que, como tu profesor de equitación, más saben sobre el tema. Son los que mejor te pueden asesorar. Encontrar el mejor caballo para ti no es tarea sencilla y requiere su tiempo.

- Infórmate bien sobre la legislación local en cuanto a responsabilidad de tener un animal en custodia. Resulta muy útil conocer qué puedes y no puedes hacer, así como si debes pagar tasas o impuestos por tener un caballo en propiedad. Saber qué leyes se aplican en torno al mundo equino.

- Forma una red de amigos apasionados por el caballo. En torno a este petit comité podrás hablar y aprender sobre los veterinarios más adecuados, los herreros que fabrican las herraduras más completas, las mejores tiendas de alimentación... A este respecto, tienes que saber que la mejor forma de dar de comer a un caballo es con redes que dosifican la cantidad de heno que a diario debe ingerir un equino. Las redes para heno Portoverde permiten evitar al animal la aparición de úlceras porque se desperdicia menos forraje.

Practica Slow Feeding

-Sé previsor y haz una estimación de lo que te puedes gastar al año en el mantenimiento del caballo. Ten en cuenta su alimentación, su higiene, entrenamiento, visitas al veterinario y herrero, así como los elementos que necesita para su cuidado diario (cepillado, sillas, monturas...), sobre todo en invierno.

Busca un establo adecuado

- Fundamental resulta acondicionar un lugar adecuado para mantener a tu futuro caballo. Las caballerizas o establos con los mejores alojamientos que un equino puede tener. Puedes buscar anuncios en los periódicos locales, revistas o tiendas especializadas o incluso en Internet.

- Antes de su adquisición, deberías visitar al caballo al menos un par de veces. Tendrás que comprobar cómo se maneja en diferentes situaciones según lo que quieras hacer con el animal y lo que ye haya dicho su propietario. En la segunda visita es aconsejable que acudas acompañado de un amigo o profesional experimentado para negociar el precio final de venta.

- A la hora de gastarte el dinero, compra el caballo al final de la temporada de competencia y en invierno, ya que los precios son más asequibles. Antes de pagar, sería conveniente que un veterinario revise el estado final del equino. A partir de ahí, contrata un seguro de responsabilidad.

Suscríbete a la newsletter

Comentarios

Deja tu comentario

Ir al Inicio