Comederos para caballos

Cuidados del caballo Visitas: 1977

A lo largo de la historia, el caballo se ha convertido en un animal muy útil para el hombre. Le ha servido para recorrer grandes distancias, participar en la guerra e incluso, para comer su carne en tiempos de necesidad. Hoy día se emplean más para la práctica de diferentes actividades deportivas gracias a sus especiales condiciones, incluyendo el salto, la hípica o el polo. Por todo ello, resulta fundamental cuidar bien su alimentación. Y para servirle la comida, es preciso contar con unos buenos comederos para caballos.

Los comederos más adecuados para los equinos son los desmontables, que se desplazan con facilidad y se pueden fijar prácticamente en cualquier parte. Gracias a este tipo de recipientes idóneos para su alimentación se evita que el pienso se eche a perder al no estar en contacto con el suelo. La mayoría están confeccionados con material de PVC resistente, aunque también los hay de acero galvanizado.

 comederos de caballo

“Antes eran de cemento. Ahora hay más automáticos, que son más cómodos para el animal”

Los comederos individuales permiten, asimismo, ofrecer a los caballos enfermos una alimentación diferente del resto de la cuadra. También resultan aptos para los equinos que duermen en boxes individuales, ya que de esta forma disponen de su propio comedero. Pueden ser de pared o esquinados, dependiendo de las necesidades del caballo y las medidas de la cuadra. Otros comederos tienen bandeja, rejilla...

Hace años se comercializaban comederos para caballos de cemento. Esto era positivo siempre y cuando estuviesen ajustados a las dimensiones de cada animal, pues no es lo mismo un comedero para un poni que para un percherón. Uno de sus inconvenientes, a parte de que ofrecían un tacto poco amable, era que había que limpiarlos de manera regular con la ayuda de un cepillo grande para evitar la aparición de bacterias y virus dañinos para el animal.

Practica Slow Feeding

Para los caballos de talla grande, los comederos suelen acostumbrar a tener unas medidas de 50 x 60 centímetros de ancho y se colocan a la altura de su pecho. En la actualidad se venden muchos comederos automáticos, que son más cómodos tanto para el animal como para su dueño. Permiten darle al equino los piensos a las horas más adecuadas, esté donde esté su cuidador. La costosa tarea de dar de comer adecuadamente al caballo queda supeditada al simple llenado del recipiente una vez cada tres días, una semana o cada quince días. También se exige su limpieza periódica y, en las zonas donde haga mucho frío, comprobar regularmente que las tuberías no se congelen. Porque si no, desconoceremos la cantidad de comida y agua que consume el caballo.

“Hay que limpiar los comederos y bebederos de manera regular”

La elección de un buen comedero no debe estar reñida con la de un bebedero idóneo para el caballo. Este debe ser amplio y ligeramente profundo para que el equino pueda beber agua de forma cómoda. Al igual que los comederos, existen diversos tipos de bebederos. Por lo general, se usan cubetas de 20 litros de capacidad. Si nos decantamos por un bebedero grande, hay que fijarlo a una pared para que el animal no tire el agua y provoque exceso de humedad dentro de la caballeriza. También los hay de cemento y automáticos.

En Portoverde sabemos cómo cuidar bien de la alimentación de tu caballo. Nuestra tienda online pone a disposición del consumidor redes, sacos grandes y de bolsillo, paños para convertir tus comederos redondos o cuadrados en un comedero Slowdeeder, así como cubre balas idóneos para almacenar el heno y forraje que ingieren los equinos. Son comederos para caballos cómodos y manejables, que se adaptan a cualquier tipo de necesidad equina. Todo sea por el bien del animal.

Si has llegado leyendo hasta aquí te interesará nuestra entrada ¿Forrajera para heno de caballo o alimentar con Red Slowfeeder? ¿Cuál es más saludable?

Suscríbete a la newsletter

Comentarios

Deja tu comentario

Ir al Inicio