Cuidados básicos del caballo que deberías conocer

En: Cuidados del caballo Visitas: 308

cuidados básicos del caballo que deberías conocer

Ser dueño de un caballo es una gran responsabilidad.  Los caballos son animales que la naturaleza ha adaptado para pasar pastando en espacios abiertos la mayor parte del día (hasta 18 horas/día de media), mientras socializan y comparten tiempo con su manada.

Cuando pretendemos que el caballo pase a tener una vida en estabulación, debe adaptarse, por lo que es muy importante ejercitarlo para satisfacer sus necesidades físicas. El caballo que  no comparte tiempo en compañía de otros caballos o personas, tiende a aburrirse y estar triste.

El espacio

Es difícil determinar con exactitud la superficie necesaria para mantener un equino en condiciones idóneas. En general se considera que una hectárea de prado por caballo es suficiente.

Está claro que el paddock debe estar vallado para evitar que el caballo escape o se lesione. Suelen usarse a este efecto alambres lisos bien asegurados a fuertes postes, normalmente de madera o metálicos.

En este caso, es recomendable vigilar periódicamente el prado para evitar posibles peligros como la existencia de basura, daños en la cerca, plantas que puedan resultar tóxicas como la cicuta, belladona, tejo, hierba de Santiago, adelfa, rododendro, helecho macho, zuzón, dedalera, aligustre, el azafrán prado, ricino, hierba loca, cardo estrella y el sorgo.

Lamentablemente, en muchos casos, el caballo pasa la mayor parte de su vida en un box, que con suerte puede alcanzar los 4 x 4 metros y en la mayoría de los casos cuentan con poco más de 3 x 3 metros. Muy lejos del ideal que nos explican desde Experto Ecuestre de cómo deberían ser los boxes.

El refugio

Los animales además necesitan un refugio para protegerse del viento, la lluvia y el sol.  Una arboleda natural proporciona buena sombra, pero para protegerse del viento y la lluvia, es mejor un cobertizo. Este deberá ser lo suficientemente grande para permitir que todos los caballos quepan juntos y deberá construirse con 3 muros de forma que proteja efectivamente del viento.

La alimentación

Una correcta alimentación es clave para prevenir enfermedades y ayudar al équido a mejorar su rendimiento. Es importante tener en cuenta que el sistema digestivo del caballo funciona correctamente cuando se escoge la alimentación de forma adecuada, según la etapa de desarrollo y crecimiento en la que se encuentra.

forraje para caballo

El estómago equino está preparado para comer pequeñas cantidades de alimento durante todo el día. De ahí que, para alimentar a un caballo correctamente, se debe repartir la cantidad de alimento diaria a lo largo de toda la jornada. Para este fin, resultan especialmente cómodas las redes slow feeder. Con ellas, los animales pueden disfrutar de su ración diaria de forraje durante mucho más tiempo.

Además, si el animal toma todo el forraje en una sola toma, lo va ingerir muy rápido, ya que ha pasado mucho tiempo desde la última ingesta. Siendo esta la principal causa de aparición de problemas: obstrucciones, atoros, cólico, estereotipias (tiro del oso, morder maderas, dar patadas, tragar aire), etc.

Por ello, se debe facilitar adecuadamente acceso a pasto, forraje y piensos concentrados, atendiendo a cada caso.

Pero, ¿qué forraje es mejor? ¿Vale cualquier forraje?

Practica Slow Feeding

Si, como se recomienda, la alimentación elegida es a base de heno, el caballo debe comer aproximadamente entre el 2% y 3% de su peso corporal en forraje al día.

Para saber elegir la mejor paca de heno en tu caso, te ayudará conocer también los parámetros para elegir la paca que mejor se adapte a tus condiciones.

El agua

Estos équidos necesitan también un suministro constante de agua fresca y limpia, ya que beben grandes cantidades de agua al día, entre 25 y 55 litros de agua al día, dependiendo del tamaño, peso y actividad que realicen, y en gran medida del lugar en el que se encuentren.

En caso de que el suministro del agua sea mediante bebederos automáticos, debe comprobarse que durante el invierno las bajas temperaturas no congelen las tuberías y el agua.

La cama

Una cama adecuada en la cuadra es vital para los caballos. Ellos no deben permanecer todo el tiempo en una superficie dura, ya que necesitan poder recostarse y descansar. La paja es una opción muy popular para preparar el lecho de un caballo por ser barata, cálida y confortable. Sin embargo, en ocasiones contiene esporas de hongos y además el caballo suele comerse esta paja, cosa que no es recomendable como ya vimos en nuestra anterior entrada ¿qué es mejor para el caballo la cama de paja o de viruta?

Se recomienda el uso de virutas de madera sin polvo ya que son limpias e higiénicas. También se puede usar revestimiento de goma suave para preparar un descanso más confortable, así como una superficie más agradable para cuando el caballo esté de pie, poniéndose siempre virutas de madera en la parte superior de la misma para proporcionar calor. Recientemente el cáñamo se ha convertido también en una opción popular para estos fines, ya que permite mantener la cama limpia, tiene un gran poder absorbente (hasta 6 veces su peso), retiene los olores y evita la aparición de problemas respiratorios.

cuidado de caballo en paddock

La limpieza

El establo se debe limpiar diariamente. Si el caballo está en él durante todo el tiempo, entonces lo ideal es limpiarse 3 veces al día. Para ello se eliminarán todos los excrementos con una pala y una carretilla, y se acomodará el lecho de descanso del caballo al separar el material sucio del que todavía está limpio. Luego se debe barrer y limpiar el suelo con un desinfectante para establos, cuando esté seco se preparará nuevamente la cama añadiendo nuevo material( paja, virutas de madera…), para compensar la cantidad eliminada.

El aseo

Si el caballo pasa en la cuadra la mayor parte de la jornada, requerirá aseo diario para mantener su pelo sano, esto no debe hacerse si el caballo pasa la mayor parte o la totalidad de su tiempo en el pradoasto, ya que los aceites naturales de su pelaje ayudan a mantenerlo caliente y seco.

aprovecha nuestro descuento de bienvenida

Organizando el cuidado

El cuidado de los caballos toma un importante tiempo. Para atenderlos adecuadamente se recomienda organizar el trabajo y repartirlo en forma de rutinas diarias, semanales, mensuales, etc. Asegúrate de que se presten los siguientes cuidados a tus caballos con la frecuencia recomendada.

Cuidados diarios

Proporcionar agua limpia y fresca de forma abundante o continua, de manera que nunca falte.

Facilitar el acceso a pasto, forraje y piensos concentrados adecuadamente. Si la alimentación es a base de heno, el caballo debe comer aproximadamente entre el 2% y 3% de su peso corporal cada día.

Asegurar protección mediante un cobertizo que los proteja de las inclemencias del tiempo.

Revisar realizando una inspección ocular en busca de signos de enfermedad como ojos y nariz llorosos, sonidos de tos o mucha saliva; o lesiones como rasguños, cortes o heridas. En caso de signos de enfermedad se deberá contactar lo antes posible con el veterinario. Ante cualquier lesión se deberá actuar inmediatamente. Para ello, se debe tener un botiquín de primeros auxilios para caballos disponible en las mismas instalaciones.

Limpiar los cascos y comprobar si hay grietas o están sueltos. Los caballos que permanecen en cuadras suelen verse afectados por el amoníaco del estiércol y la orina, que son perjudiciales tanto para los cascos como para sus pulmones de los caballos.

Cuidados semanales

Comprobar la cantidad de forrajes y concentrados disponibles. Es importante contar con suministros al menos para 2 semanas, para evitar desabastecimiento en caso de emergencia.

uso de redes slow feeder para caballos

Si el caballo permanece en un paddock pequeño al aire libre, hay que limpiar el estiércol ya que atrae a las moscas. Así se mantendrá un ambiente más limpio y agradable para personas y  caballos.

Comprobar para evitar accidentes y lesiones que no hayan vallas rotas, cables sueltos, clavos salientes, etc.

Limpiar comederos y bebederos.

Cuidados mensuales

Si tus caballos se mantienen en una instalación ecuestre o hípica en pupilaje, asegúrate de que su cuota de mantenimiento se paga en tiempo y forma.

Cuidados cada 6 o 7 semanas

Asegurar la visita del herrador para que recorte los cascos y revise las herraduras del caballo.

Cuidados cada 2 o 3 meses

Administrar medicamentos antiparasitarios. Es importante tener un programa de desparasitación para mantener sanos a los caballos.

Cuidados anuales

Contratar la revisión anual de la dentadura del caballo por parte de un dentista equino o veterinario especialista en odontología. Cosas tan sencillas como identificar un diente de lobo y quitarlo, pueden traer mayores complicaciones si no se tratan a tiempo.

Contratar las revisiones pertinentes por un veterinario equino especializado y la administración de las vacunas necesarias según el plan de vacunación anual.

 

Fuentes: caballopedia.com | escuelaveterinariamasterd.es

Etiquetas:caballos cuidados

Recibe en tu correo los mejores consejos y descuentos

  • 5% de regalo en tu próxima compra en la web
  • Promociones de envíos gratis y packs con descuentos
  • Ofertas, sorteos, consejos, eventos, hábitos saludables, caballos Portoverde y mucho más.


Responsable: PALM BAY TRADING S.L. Finalidad: hacerte participe de nuestro sorteo y enviarte nuestra newsletter, campañas, ofertas y descuentos. Legitimación: tu consentimiento es obligatorio. Destinatarios: tus datos serán guardados por Mailchimp, proveedor de email marketing acogido al acuerdo de seguridad EU-US Privacy y Swiss-US Privacy. Derechos: por supuesto tendrás derecho, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

Ir al Inicio