La mejor paca para alimentar a los caballos

Nutrición Visitas: 107

Como ya vimos en nuestra anterior entrada, el mejor forraje para alimentar a los caballos de forma general es el heno, que debe ser cosechado, segado, secado y almacenado convenientemente a partir de heno de prado.

Una vez elegido el forraje que queremos dar a nuestros animales, debemos decidir en qué formato nos es más interesante comprarlo, atendiendo a criterios como calidad, coste, manejo, etc. Para ello, es interesante conocer las diferentes formas de empacar y presentar el heno.

La paca se confecciona con una densidad que suele oscilar entre 150 y 250 kg/m3 (en heno con un 18 a 20% de humedad). Existen varias formas de empacar el heno: pacas pequeñas, pacas grandes,  fardos o rollos redondos… y si hace unos años la paca pequeña era la única que se formaba en nuestros campos, hoy es la paca grande (prismática o rectangular) la auténtica dominante.

Cómo se empaca el heno

De la altura del pasto depende la cantidad de pacas a conseguir. Todo comienza con el corte del pasto. Le sigue el volteo de la hierba en una o dos ocasiones para que seque correctamente. Posteriormente, una empacadora va cogiendo el pasto y lo va compactando y amarrando en pacas que forman paquetes regulares de heno que atan mediante el uso de cuerda de sisal o plástico. Las pacas suelen quedar dispersas en el campo y son recogidas posteriormente por medios manuales, manuales con asistencia mecánica o por medios completamente mecánicos.

Practica Slow Feeding

La más popular clasificación de pacas es la que las divide por el tamaño y peso de la paca formada. Según esta clasificación, podemos encontrar:

  • Pacas pequeñas, convencionales o clásicas, aproximadamente se encuentran entre 15 y 50 kg.
  • Grandes pacas, prismáticas, redondas o cilíndricas, que se encuentran entre los 150 y 1.500 kg.

En cuanto a las medidas de la paca, podemos encontrar un amplio abanico de posibilidades dependiendo de la empacadora utilizada y que resumimos en el siguiente cuadro.

Visto todo esto, ya podemos estudiar cual es el formato de paca que más interesa en cada caso. 

Parámetros a tener en cuenta a la hora de elegir la paca

  • Posibilidades de transporte, almacenamiento y manipulación.
  • Forma y tamaño para optimizar el espacio de almacenamiento y transporte.
  • Densidad del heno y humedad de la paca.
  • Pesos y medidas regulares.
  • Bordes rectos y bien definidos.
  • Bien atado o en su caso bien envuelto.

Recordamos…

No confundir o dar paja por heno, pues como hemos ya comentado la paja tiene un valor nutritivo mínimo y su digestibilidad es muy mala, favoreciendo la aparición de cólicos en el caballo.

Por este mismo motivo, también debemos prestar especial atención al hecho de utilizar paja para hacer la cama de los caballos. No hace falta decir que ocurre en los casos que el caballo se come la cama de paja.

Suscríbete a la newsletter

Comentarios

Deja tu comentario

Ir al Inicio