Vitaminas para caballos

Nutrición Visitas: 768

Sin estos compuestos orgánicos, los equinos no podrían crecer ni reproducirse

 

Para un crecimiento ideal en un caballo, el aporte de vitaminas en su alimentación diaria resulta imprescindible. Este tipo de suplemento es un nutriente vital para su desarrollo, tanto para potros, yeguas o ponis. Las vitaminas para caballos son esenciales, ya que sin ellas los animales no podrían crecer, reproducirse ni trabajar de una manera efectiva.

Existen varios tipos de vitaminas recomendables que deben tomar los equinos.

Entre ellas destacan la vitamina A, D, E y K. También la tiamina o riboflavina. La vitamina A, aparte de sus propiedades beneficiosas para la visión, también es muy importante para la reproducción e interviene en la respuesta inmune contra las infecciones. Se encuentra en forrajes, sobre todo cuando están verdes. La ausencia de este compuesto orgánico en la dieta de un caballo le puede provocar ceguera y huesos más frágiles.

También denominada vitamina antirraquítica, la vitamina D interviene en la regulación del calcio y el fósforo del organismo. Ayuda al equino en la absorción de los alimentos que ingiere y en su posterior expulsión en forma de desechos. Más que por lo que come, el caballo puede sintetizar este tipo de vitamina tras la exposición a la luz del sol. Su carencia origina deformidad en los huesos por fata de calcio, sobre todo.

proteinas

“Los forrajes o la alfalfa son fuentes de vitaminas A, E y K. Tomar el sol le proporciona vitamina D

 Los pastos frescos y forrajes verdes son una buena fuente de vitamina E, conocida como la vitamina antioxidante por su papel protector de lípidos de las membranas celulares. Caballos jóvenes que no toman este compuesto orgánico han manifestado deficiencias degenerativas en la espina dorsal, enfermedades neuronales o microencefalopatía equina.

La tiamina o vitamina B1 deviene necesaria para la contracción muscular del caballo. Se localiza en los cereales que por norma toma el animal, sobre todo en la levadura de cerveza. La ausencia de la tiamina en la dieta del caballo le puede originar anorexia, falta de apetito, temblores...

También en los cereales, pero en especial en la alfalfa, se concentran grandes cantidades de riboflavina, también conocida como vitamina B12. Se trata de un compuesto que forma parte de los mecanismos de defensa del organismo. Si no ingiere de alguna forma la vitamina B12, el caballo puede padecer de conjuntivitis.

aprovecha nuestro descuento de bienvenida

“La carencia de vitaminas le producen dolencias como raquitismo, ceguera, anorexia, microencefalopatía...

También hay otras cuantas vitaminas necesarias para ser incorporadas en la alimentación del animal. Una de ellas es la niacina, un componente del sistema enzimático que interviene en la diferenciación celular, en la movilización del calcio celular y en la digestión de carbohidratos, grasas y proteínas. Está presente en la alfalfa y harina de soja que suelen tomar los caballos de forma regular.

La biotina actúa como co-enzima del metabolismo de carbohidratos, grasas y proteínas. Los dueños de equinos incorporan esta vitamina en su dieta porque mejora la integridad de los cascos del animal. Estudios veterinarios así lo han demostrado. Por lo que no está de más que se incluya en forma se suplemento alimenticio en la rutina alimenticia del equino.

Si quieres tener un caballo vigoroso y saludable, ya sabes que tienes que incorporar vitaminas para caballos en su alimentación diaria. Tanto la que realiza con alimentos de origen natural como en forma de suplementos añadidos. Para que pueda comer en óptimas condiciones, el equino debe contar a su disposición con elementos que le ayuden en dicha tarea. Como los sacos, redes, paños y bolsillos para el heno que pone a tu disposición Portoverde, la red de tu caballo. Visita su tienda online y allí podrás encontrar lo que buscas.

suscríbete a nuestra newsletter

Comentarios

Deja tu comentario

Ir al Inicio