Cómo iniciar a tu caballo en la alimentación con redes para heno slow feeding de Portoverde

Nuestros productos Visitas: 1107

Introducir una red slow feeding es muy sencillo, tan solo tienes que dar la oportunidad al caballo de que se acostumbre progresivamente a esta nueva forma de comer.

Evitar el rechazo

Si lo haces bien no provocarás frustración ni rechazo en el animal. Debes tener en cuenta que el cambio necesariamente ha de ser gradual. Para ello, los primeros días mantén al caballo su ración de forraje habitual además de tener la red llena de heno las 24 horas.

Aprendizaje

La fase de aprendizaje debe de ser personalizada y adaptada al temperamento del animal, hay caballos que en 3 o 4 días han aprendido a comer de la red y hay otros que necesitan algo más de tiempo.

Dependiendo siempre del caballo, aconsejamos introducir la red slow feeding de Portoverde en 5 pasos, comenzando por el bolsillo duo de iniciación y de la siguiente manera:

Paso 1: Mantenemos la cantidad de forraje habitual y además dejamos la red llena de heno.

Paso 2: Reducimos al 75% el forraje habitual y mantenemos la red llena de heno.

Paso 3: Reducimos al 50% el forraje habitual y mantenemos la red llena de heno.

Paso 4: Reducimos al 25% el forraje habitual y mantenemos la red llena de heno.

Paso 5: Mantén llena las 24 horas la red slow feeding. Tu caballo ya sabe comer de la red.

Cada paso constará de 2 a 5 días y dependerá de lo rápido que veas que tu caballo se hace a comer de la red. Mejor siempre hacerlo más lentamente que demasiado rápido.

Introducirle en la alimentación lenta o slow feeding le aporta muchos beneficios al caballo, entre otras cosas consigues mantener al caballo entretenido por más tiempo, que se relaje y regule sus digestiones y su peso.

Practica Slow Feeding

Consejos de utilización

La posición debe ser lo más natural posible y lo menos forzada, ya que tu caballo pasará muchas horas comiendo de la red. Recuerda que los caballos en libertad comen con la cabeza hacia abajo, por lo que te recomendamos poner las redes no demasiado altas.

En el caso de nuestras redes de bolsillo, te aconsejamos colgarlas sobre una pared a una altura en la que el caballo no pueda pasar las patas por encima y, en su caso, no atar las esquinas inferiores para evitar que accidentalmente quede atrapada una pata.

Comentarios

Deja tu comentario

Ir al Inicio