Slow Feeding Equino, una beneficiosa forma de dar de comer al caballo

Nutrición Visitas: 336

Se está utilizando ya también en bóvidos, llamas, alpacas e incluso jirafas

La filosofía Slow Feeding consiste básicamente en alimentar más lentamente al animal.

Aunque su origen es incierto, es bien sabido por los veterinarios equinos que el caballo se alimenta mejor si come despacio o pastando. Los veterinarios son los que desde hace años, con el paso del animal de espacios en libertad, a semi-libertad y finalmente a estar estabulado en box o cuadra, han ido advirtiendo a propietarios y cuidadores de la conveniencia de alimentar el caballo de forma correcta.

Cómo se hace Slow Feeding

Esta nueva y revolucionaria forma de dar de comer a los caballos se basa en que los animales coman lentamente durante largos periodos de tiempo. Simulando la forma de comer de los caballos en libertad se consiguen importantes beneficios tanto para el animal como para el propietario y cuidador.

No se trata de dificultar una alimentación rápida sino de favorecer una alimentación lenta. Buscamos aumentar el tiempo que dura la ingesta de alimento reduciendo así el estrés. El Slow Feeding también es saludable para las personas. La idea es alimentarse más despacio, más saludablemente y con mayor disfrute.

Practica Slow Feeding

Cómo debe alimentarse un caballo

El sistema digestivo de los caballos está preparado para comer pequeñas cantidades de alimento durante todo el día. En la naturaleza, los caballos están constantemente moviéndose por las praderas y comiendo durante unas 15-18 horas al día, de promedio. Cuando nosotros los encerramos en un boxcambiamos drásticamente su forma de vida y en consecuencia su sistema de alimentación.

Lo correcto para alimentar a un caballo es repartir la cantidad de alimento diaria a lo largo de la jornada, en cuantas más tomas mejor, o disponer de slow feeders para que los animales pueden disfrutar de su forraje durante más tiempo. La cantidad debe ser la idónea para el tipo de actividad y ejercicio que realice el caballo.

Si damos una sola toma a los caballos, normalmente la van a ingerir muy rápido, debido a que ha pasado demasiado tiempo desde la última ingesta. Esto puede ocasionar problemas como obstrucciones esofágicas (atoros), procesos digestivos como el cólico,  incluso el comportamiento de los caballos también se puede ver afectado. En muchas ocasiones los caballos se aburren y suelen aparecer vicios (tiro del oso, morder maderas, dar patadas, etc.).

Debemos tener en cuenta que los caballos son animales de costumbres y hábitos, por lo que una vez que se acostumbren a la alimentación lenta no volverán a comer rápido y mejorará su comportamiento y salud digestiva.

El Slow Feeding en Europa

En el centro y norte de Europa las redes de alimentación lenta o slow feeders están ampliamente extendidas. Son especialmente utilizadas en las épocas de clima más adverso, como en las estaciones de mayores precipitaciones, con lluvias y sobre todo frío y nieve que impiden el pastoreo y que los caballos se alimenten a la intemperie. En España cada día son más conocidas y mejor valoradas. Una vez que el usuario las usa y comprueba los beneficios por sí mismo, no quiere oír hablar de otros sistemas.

Beneficios del Slow Feeding

- Mayor Limpieza e Higiene: Evitas la acumulación de polvo y esporas, dañinas para su aparato respiratorio.
- Mejor Organización: Su forraje no se encuentra repartido por el suelo.
- Ahorro de Tiempo: Llenas una vez y te olvidas hasta el próximo rellenado.
- Reducción del gasto en Heno: Usas menos heno y consigues regular su peso.
- Mejores digestiones: Le das la misma comida durante más tiempo, respetas su metabolismo, reduces la aparición de cólicos.
- Mejora en la conducta del caballo: Reduces el tiempo que está sin hacer nada, menos aburrimiento, menos ansiedad,  menos estrés.

aprovecha nuestro descuento de bienvenida

Como deben ser los slow feeders para caballos 

Deben ser redes diseñadas específicamente para la alimentación lenta de caballos, fabricadas con materiales de primera calidad y con su certificado OEKO-TEX, es decir, libres de sustancias nocivas para la salud en su fabricación y sometidas a los correspondientes controles de calidad.

Las redes slow feeder contarán con unos grosores óptimos, ya que redes más finas tendrán una vida útil muy inferior. También deben estar disponibles en diferentes configuraciones dependiendo su elección del nivel del caballo en la práctica de Slow Feeding o de las necesidades del animal.

niveles de las redes para heno slow feeding de portoverde

Las configuraciones de las redes ya están estudiadas y optimizadas para lograr los mejores resultados. Cuentan con grosores estudiados para una larga duración, siendo resistentes al bocado del caballo y sin nudos, para no dañar la dentadura del equino y ofrecer a la vez un tacto amable al animal.

Encuentra más información sobre Slow Feeding y útiles consejos sobre cómo introducir al caballo en esta beneficiosa práctica.

No sólo para caballos

Portoverde, en busca de mejorar la salud y bienestar animal, está desarrollando nuevos productos orientados a aumentar la calidad de vida, no sólo de caballos, sino de todo el mundo animal. Además, continúa fomentando las buenas prácticas para relacionarse de forma natural y positiva con los animales, ya sean caballos, cebras, jirafas, leones, monos, ciervos o camellos.

Suscríbete a la newsletter

Comentarios

Deja tu comentario

Ir al Inicio